¿Cómo?

Todas las piñatas son hechas a mano y pueden ser de papel maché o entamboradas, ambas en 3D.

Las de papel maché, son estructuras hechas con capas y capas de periódico unidas con pegamento que tienen que secar muy bien para poder decorarla con papel de seda, papel crepé, etc. Estas piñatas, según el tamaño y la dificultad, suelen tardar en hacerse más de una semana ya que es muy importante dejarlas secar bien.

Las entamboradas son estructuras de cartón reciclado decoradas con papel de seda, papel crepé, cartulinas, etc. Estas piñatas, según el tamaño y la dificultad, suelen tardar en hacerse entre 4 y 5 días.

(No utilizamos alambres ni grapas en nuestras piñatas.)

Cada piñata tiene una abertura en la parte trasera o lateral para poder rellenarla con caramelos, serpentinas, confeti, globos y juguetes para piñatas, capaces de resistir los golpes y la caída al suelo cuando se rompa la piñata.

Para romper la piñata hay que colgarla con una cuerda en un lugar alto y espacioso, lo ideal es que podamos subirla y bajarla para que se mueva un poco y los niños se diviertan más, por ejemplo, en un árbol, un techo o una farola.

Es importante tomar en cuenta lo siguiente:

1. Que no esté demasiado cerca el niño que golpea la piñata de los que esperan su turno.

2. Intentar que los niños sujeten el palo con ambas manos, para que la golpeen con más fuerza y para evitar que el palo se les escape.

3. Tener a mano bolsitas para que todos los niños guarden las chuches que cojan de la piñata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.